Cortinas Hospitalarias

CORTINAS HOSPITALARIAS

La cortina hospitalaria está compuesta por una tela antifluido en la parte inferior y una malla superior para ventilación y perfil suizo o flexiriel en el techo para ser suspendida.

Su función principal es proteger al paciente y al profesional de la salud de fluidos u otros elementos generadores de riesgo, no propagar virus y no incubar ningún tipo de hongo y gracias a todas estas propiedades.

La tela antifluido puede ser utilizada para divisiones entre camas, cortinas para regaderas, cortinas para ventanas, salas de cirugía, áreas de cuidados intensivos, urgencias, consultorios médicos, cubículos, forrado de colchones, almohadas, camillas, etcétera.